jueves, 4 de noviembre de 2010

Resbalar.

Hay un ranchito donde todos los sentidos estrellados han sido encantados, endulzados, lamidos y versados de tal modo que no levanta voces por el tacto inevitable con tus dedos y la palma de tus manos. Las gotas de lluvia nos guiñan un brillo cálido y dejan que percibamos tactos desde otras latitudes. Es entonces cuando deseamos que la relación se dé a florecer a la vista, al olfato y al tacto, al gusto; pero nos encontramos con otras ambiciones. Estábamos en otra calle y vivíamos otras viciscitudes; sentíamos de otra manera la perspectiva de vernos en un futuro sosteniendo un vaso de cerveza con dispersión meditabunda y buscando una sombra para guarecer el silencio. Pero eso siempre fue así, me han susurrado de forma cordial; me han querido abrir los ojos pero cuando yo huelo una fragancia de mi agrado los cierro y es así como quiero verte, con los ojos cerrados, el rostro iluminado y los labios en flor, a cara lavada y risueña. No hay momento ni contexto que pueda ahuecarse un poco para contener, como con manos vacías, este chorro de pintura que me marca los brazos tan indeleblemente y que quiere decir, nada más, que siempre voy a reconocer tu cara; siempre voy a tener un planteo cuando las nubes tiendan a plomizo y no queden ganas de otra cosa que de poder contarla mientras el barro nos baña, nos da escalofríos y nos despierta, pero nos hunde en la fuga indefinida y oscilante entre el no animarse a la respuesta segura y el no tener fuerzas para afrontar un futuro irremontable.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡SI que leo este blog!!. solo que me abstengo de opinar... ¿sera que no me da la neurona? que se yo... por las dudas... como bien dicen: sabio es el que call... no!... el hombre es dueño de sus... tampoco... si no sabes, no opi... bueh, pero que los leo, los leo.
jotace

Anónimo dijo...

Jamás, pero jamás pienses que "no te da la cabeza para..."!!

Anónimo dijo...

O la neurona. Es lo mesmo.

Parlanchín dijo...

Guau este blog es muy cerebral...

Se nos ocurrio que... dijo...

Si no fue irónica, agradezco su apreciación, Parlanchín.
Y si fue irónica, mucho más!

Parlanchín dijo...

Animo amigo, sigue buscando entre tus neuronas, hay un universo allí por ser descubierto...

Anónimo dijo...

Grazzie!